Consejos y cuidados de maderas de exterior

Consejos y cuidados de maderas de exterior
Recomendaciones a tener en cuenta:
  1. Un buen mantenimiento de la madera al exterior, principalmente al principio de la instalación, nos proporcionará una más larga vida al pavimento y dicho mantenimiento cada vez será más espaciado.
  2. Coloque felpudos y “zonas de sobrepaso” procurando mantenerlos limpios de polvo y suciedad, para evitar que sea arrastrado por los pies arena, agua o suciedad hacia la madera.
  3. Utilice protectores de fieltro en las patas de los muebles y en los puntos de apoyo de cualquier otro adorno u objeto que esté colocado directamente sobre la madera, para evitar rayas y marcas en la madera.
  4. Recoger lo más rápidamente posible cualquier derrame de líquido sobre el suelo y limpiarlo con Lyssolen 15.

  5. Evitar colocar macetas y plantas directamente en el suelo. Siempre encima de platos protectoras.
  6. Utilice siempre productos recomendados por Especialistas de la madera.

LIMPIEZA COTIDIANA
  1. Pase habitualmente un aspirador o una mopa para retirar todo el polvo o arenilla de la superficie.
  2. En húmedo, añadir 100 c.c. del limpiador LYSSOLEN 15 en un cubo de agua de 5 litros y aplicar con una fregona.
  3. Si queremos tener mayor poder de limpieza añadir mayor proporción de limpiador en el cubo de agua.
  4. Para manchas persistentes, aplicar el producto directamente, dejar actuar y aclarar con agua limpia.
  5. Utilizando la máquina pulidora excéntrica conseguirá una mayor limpieza.

Lyssolen 15 incorpora en su formulación, materias primas emulgentes y tensoactivas por lo que es muy indicado para eliminar la suciedad. Es un producto especialmente formulado para las maderas aceitadas.



RENOVACIÓN Y PROTECCIÓN DE LAS SUPERFICIES DE MADERA AL EXTERIOR. (Dependiendo del uso y ubicación, una vez al principio de la temporada de uso de las terrazas y al acabar la misma para protegerla del invierno)
  1. Realizar una limpieza previa con el LIMPIADOR LYSSOLEN 15, siguiendo las instrucciones del apartado “Limpieza Cotidiana”.
  2. Aplicar una capa de Aceite protector ACELYSS 30 no demasiado abundante (menos es más) y dejar que la madera absorba el aceite durante 30 minutos.
  3. Trascurrido este tiempo retirar el sobrante con la ayuda de un trapo.
  4. Posteriormente se aplicará, si fuese necesario, una segunda capa aún más fina de aceite siguiendo las mismas instrucciones.
  5. Dejar secar y pulir con la máquina excéntrica pulidora con una mopa.

Con ACELYSS 30 reestablece el equilibrio natural de los aceites de la madera y protege la misma contra las agresiones externas, el agua y la suciedad.

El pavimento de madera agradece el buen uso y cuidado, comportándose y envejeciendo de forma NOBLE. Además es el único pavimento que recupera toda la belleza y esplendor de NUEVO, simplemente con un suave pulido y protección con aceite cada vez que sea necesario.


SU SUELO SE LO AGRADECERÁ
.